sábado, 10 de agosto de 2013

Reseña: El Rey Trasgo

Aberto Morán Roa

Hasta hace poco este autor español se ha dedicado a la traducción y a la publicación de artículos y relatos. Así era hasta que le pidieron que escribiera la historia de El Rey Trasgo. La novela fue acogida con gran admiración, y desde entonces nuevas puertas se han abierto ante sus ojos.

Reseña

Tengo que admitir que no me fije lo suficiente en los nombres de los protagonistas como para escribirlos aquí, disculpadme si teníais curiosidad.
El Rey Trasgo espera en la cima de Los Picos Negros a que su plan continúe a la vez que adquiere fuerzas lentamente. Hasta entonces, solo le queda esperar y admirar su creación.
Mientras tanto, el comandande Kaelan tiene, a su frente, decisiones y batallas que tendrá que afrontar con el fin de proteger La Ciudadela, su ciudad y a la vez el arma más mortífera jamás creada. Y a su espalda, un pasado lleno de conspiraciones y guerras que se desarrollaron mientras Las Tres Naciones luchaban contra el gran imperio de Kara.

En un pueblecillo, cerca de Los Picos Negros, dos amigos comenzaran a dudar de su propia seguridad al encontrar un libro nunca visto con historias llenas de emoción y miedo.

Opinión personal

Este libro, como mínimo, ha sido sorprendente.
Tiene una gran cantidad de vocabulario que he agradecido, pues evita la repetición de frases (de la que me quejé en mi última reseña), y una forma de narrar que da un toque fantasioso y medieval. Perfecto con el contexto.
El principal fallo que he encontrado ha sido la mezcla de historias sin tiempo alguno; me explico. Aunque tal vez a Alberto le pareciese buena idea, los capítulos, aleatoriamente, cuentan historias del presente y del pasado. ¿El problema? No hay ninguna forma (práctica y sencilla) de diferenciar si el capítulo es del pasado o del presente. Personalmente, eso me ha provocado miles de confusiones con las que he acabado bastante poco aclarado. 
El segundo fallo es que la acción empieza muy tarde. Ahora que ya me he leído el libro no puedo asegurar nada, pero recuerdo que tardé bastantes páginas en sentir curiosidad por los acontecimientos siguientes; me enganchó un poco tarde. La buena noticia es que a partir de la mitad del libro todo comienza a tener una mayor fluidez.
¿Resultado? Bueno, es un libro que merece la pena, enseña bastante, y te pone la piel de gallina en mil diversos momentos de la historia. No puedo negar el aburrido comienzo donde se cuenta la historia del continente, pero puedo asegurar más emoción a lo largo que los personajes son presentados. ¿Algo más? Si, he echado en falta una cosa: una buena trama de amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada